MIS SYMBALOOS

jueves, 2 de marzo de 2017

RASTRILLO.

Es una pesada reja, rematada abajo en puntas que formaba parte de las fortificaciones de la puerta y que protegía al castillo de los ataques invasores. 

A menudo eran dos los rastrillos en la puerta principal, el de la parte interior se cerraba primero y luego el externo, pudiendo así atrapar el enemigo y, en ocasiones, se dejaba caer madera ardiendo o arena calentada al fuego sobre ellos desde agujeros en el techo. 

En la pizarra digital estuvimos viendo fotografías de rastrillos. Si al enemigo le pillaba el rastrillo justo debajo y se le clavaban las puntas... decían mis alumn@s.